miércoles, 19 de abril de 2017

SOLUCIÓN DE PROBLEMAS

  

Si tus problemas tienen solución,
no te preocupes.
Y si no los tienen,
¿para qué te vas a preocupar?

Anónimo




Hay personas tremendamente indecisas a la hora de tomar decisiones.

No se sienten seguras de su propio criterio y temen siempre tomar la decisión equivocada. Esto les produce problemas de ansiedad, bloqueos psicológicos, pérdida de oportunidades por no atreverse a tomar decisiones y la necesidad constante de que otras personas decidan por ellos.

Existen programas psicológicos encaminados a enseñar a las personas técnicas de solución de problemas, de fácil implementación, y que les ayudan a tomar las riendas de su vida.


ARTÍCULOS RELACIONADOS


























BLOQUEOS PSICOLÓGICOS EN LA TOMA DE DECISIONES

1. Pérdida de contacto con los propios sentimientos 


Incapacidad para sentir y expresar sentimientos y emociones (amor, alegría, tristeza, rabia, miedo)….

Si desconocemos nuestros sentimientos saboteamos el proceso de decisiones, que aunque es racional, está modulado por las emociones

2. Evitación de los problemas y de la ansiedad con la finalidad de no experimentar sufrimiento.

Cualquier intento de elección conlleva una carga de ansiedad, pero comenzar a tomar decisiones permite a la persona tomar el control de su vida reforzando su autoconfianza

3. Carencia de una escala de valores

No conocer nuestros valores es como si no los tuviéramos. Sin embargo, cuando tomamos una decisión ordenamos los asuntos de acuerdo a nuestras prioridades, lo que favorece el conocimiento de la propia personalidad 

4 . Escasa autoestima o falta de autoconfianza

La dificultad para escoger opciones (especialmente cuando se salta de una alternativa a otra) se debe a la convicción inconsciente de que ninguna opción que se elige es suficientemente buena


martes, 18 de abril de 2017

domingo, 16 de abril de 2017

TOMA DE DECISIONES: ¿HELADO DE FRESA O DE CHOCOLATE?

Tomar decisiones, es algo diario, desde las decisiones importantes a las más intrascendentes. Cierto que hay decisiones que requieren un análisis previo y muchas veces se tornan en un problema por la trascendencia del camino que se siga, esto es completamente normal, y entra en el mundo de lo racional.


Sin embargo, hay personas que son incapaces de tomar una decisión, se sienten tan inseguras de su propio criterio personal que prefieren que sea otra persona la que decida por ellos (y de paso ahorrarse la autoculpabilización si no es la correcta).

Es importante que la persona aprenda a arriesgar, a tomar decisiones sabiendo que no siempre serán las correctas, lo que resulta imposible, pero que le permiten tomar las riendas de la vida y aprender a conocerse un poco mejor.



LA INSEGURIDAD, ENEMIGO DE LA TOMA DE DECISIONES

Cuando hablamos de personas inseguras nos referimos a aquellas cuya inseguridad proviene de una falta de confianza en sí mismas que se manifiesta de una forma casi constante y que persiste desde hace bastante tiempo, formando parte de los rasgos que integran su personalidad. No es lo mismo de la inseguridad causada por una situación novedosa o con repercusiones para la vida de la persona, lo que le haría sopesar las posibilidades y en algunos casos bloquearse por el alto impacto en su vida de la decisión que tome. 


Las personalidades inseguras son más frecuentes entre los niños que han vivido en relativo aislamiento y entre los que han sido sobreprotegidos por sus padres. Los niños que se encuentran en este último caso tardan más en aprender a tomar decisiones por sí mismos, ya que muchas veces son los padres los que lo hacen por ellos; además, los padres infunden en ellos gran número de temores desproporcionados, con lo cual, antes de tomar una decisión se sienten asustados y llenos de dudas. Otras veces la inseguridad procede de sentimientos o complejos de inferioridad.






LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN LA RESOLUCIÓN DE PROBLEMAS

Los principios que guían la inteligencia emocional son: 

  • Ser consciente de los propios sentimientos y de los sentimientos de los demás 
  • Mostrar empatía y comprender los puntos de vista de los demás 
  • Hacer frente de forma positiva a impulsos emocionales y conducta, y aprender a regularlos 
  • Plantearse objetivos positivos y hacer planes para alcanzarlos 
  • Utilizar dotes sociales positivas para relacionarse con los otros. 
Los psicólogos americanos Elias, Tobias y Friedlander, que propusieron estos principios, nos proponen un método para la resolución de problemas basado en la inteligencia emocional. Este método se llama STOPP SPA (por las siglas de sus 8 pasos), y puede aplicarse a todos los problemas de la vida cotidiana y a la planificación de objetivos. 


Estos son los pasos del método STOPP SPA: 

Los Sentimientos me estimulan a actuar con la debida reflexión: Es importante conocer y pensar en nuestros sentimientos, para reconocer el problema realmente. Esos sentimientos no deben ser el final del proceso del problema, sino el principio para detectar la existencia del problema y empezar a pensar en su planteamiento para su resolución. Preguntas: ¿Cómo te sientes? ¿Qué sentimientos experimentas? ¿Cómo crees que se siente el otro o los otros afectados?